sábado, 1 de agosto de 2020

Tres “poemas verticales” del poeta, bibliotecario, crítico y ensayista Roberto Juarroz (Coronel Dorrego, Provincia de Buenos Aires, 1925 - Temperley, Buenos Aires, 1995)…:


























POESÍA VERTICAL


1

No hay silencio.

Pensar no es silencio,
una cosa no es silencio,
la muerte no es silencio.

Ser no es silencio.

En los alrededores de estos hechos
sólo hay jirones de nostalgia:
la nostalgia del silencio
que quizá alguna vez existió.
¿O tal vez no existió nunca
y debemos crearlo?


2

Discurso infinitesimal
de las partículas huidizas,
las líneas sobrantes
y los superpuestos bordes paralelos
que se desprenden de las cosas
y también de las palabras y los gestos.

No sólo los despega el roce o el desgaste
sino también la atracción de un equilibrio excéntrico,
que no cabe en la ley de los otros equilibrios
ni tampoco en la heterodoxia trashumante
de los desequilibrios.

Ese equilibrio de lo mínimo que se va desprendiendo,
ese infinitesimal discurso,
es el único que merece
la confianza del ser.


3

No hay victorias ni derrotas.
Hay un error en el fondo
y otro error en la superficie.
Entre ambos errores
una ambigua tristeza
raspa la corteza de un árbol imposible.

No hay quien pueda triunfar
ni sobre qué triunfar.

Sólo hay círculos concéntricos
alrededor de unas ausencias.


De Empresa Poética (1987. Buenos Aires: Empresa Poética para la Investigación y Difusión de la Poesía. Año 4- Número 7- Julio/Diciembre 1987.)



viernes, 31 de julio de 2020

Algunas muestras para ver y disfrutar a continuación de “Proyecto Dato”, una serie audiovisual en la que estuvo trabajando durante estos meses de “confitamiento” -el inquieto activista cultural- OmarAmor :



                             http://omar-grandoso.blogspot.com/

INFORME SOBRE UN VIAJE, HE PERMITIDO y VIENTO COSTERO, tres poemas de Hans Peter Keller (1915, Rosellerheide, Neuss, Alemania - 1988, Kaarst, Alemania) en versión de José-Miguel Mínguez:




     INFORME SOBRE UN VIAJE

   
   CADA día, un encuentro con el aire

y donde la tierra acaba
había aire

en el soplo, nadie debe
creer en el viento

se le conoce de memoria.

     
     HE PERMITIDO

   
   EL viento
acaba de beberse
mis ojos.

   Apoyado
en el vacío, le oigo
chascar la lengua
satisfecho.

   He permitido
a mi esqueleto
las rotundas bromas del eco.


VIENTO COSTERO

   
   ¡QUÉ rostro, qué visión vista
triste plata
de un viejo trozo de gaviota en las pupilas!

Este polvo, allá abajo, de conchas marinas y
     piedra
y la marea, que sigue lavando
la cuna de la razón, que es naufragio.

   Pero uno cualquiera, sin objeto
se instala en las espumas
con su aéreo mobiliario de pensares.


De Hans Peter Keller Antología (1982. Barcelona: Plaza & Janés S.A. Editores. Selecciones de Poesía Universal. Versión de José-Miguel Mínguez.)



miércoles, 29 de julio de 2020

Silent James - Will you give me a call?

Cuatro poemas de Mercedes Álvarez (Tandil, 1979) pertenecientes a “El contenido en el agua”, su nueva plaquette que acaba de salir en Editorial Goles Rosas de Mar del Plata…:





Las torres de veinte pisos existen.
Incluso en esta ciudad mediocre
imitamos las maravillas del mundo
en los edificios -música y tragos
donde todo puede comprarse con dinero.
Qué medio tan fantástico es el dinero que nos permite
trasladarnos en tiempo y espacio
aún sin viajar
más que escasas veinte cuadras.
Sin embargo no te obstines demasiado
en mirar hacia abajo
muchos tuvieron la idea
lo que se ve es demasiado atrayente
unos ojos pasean la tristeza
por encima de las casas de los ricos
de los trajes ya arrugados de los oficinistas alcohólicos.
Más allá una pareja se besa y no hay nostalgia
es lo que es.
Abajo el comienzo de un río
abajo la avenida, el monumento y el cielo
decorado fastuoso.
Pero alguien ya lo dijo:
el deseo de morir es demasiado fuerte
como para satisfacerse con la muerte.




Hay gente que envejece con furia
surcos en la cara que llegan
y se quedan ahí horadando la carne
devastando la nada. No sé por qué digo nada, pero no podría
poner otra palabra.
A mí la materia,
no me lleva a un significado.
Hay gente a quien los ojos le aparecen un día
como un fuego apagado con un vaso
y es poco
muy poco
lo que se pudo escandir del incendio inicial.
Otros no. Adquieren una mueca cómica
reparten su desdicha, rezan en su isla,
no se atreven.
Su filosofía hecha de caramelos y tristezas les aplana
el pecho y el recuerdo
hablan poco, o demasiado,
y no es porque estén cansados.
Es otra cosa.
Quisiera transformar
mi cara a los sesenta en un campo de batalla.




Una vez alguien
filmó un primer documental
se fue al entorno de sus fantasías
hizo actuar a un esquimal
con sus propias ideas.
Hay que decirlo:
la experiencia no estuvo exenta de riesgo
hizo bastante frío
el hombre casi perdió la vida
arponeando a una foca.
Sin embargo, que no engañe la proeza física:
en el fondo se parece demasiado
a la proyección de la mente
al ojo que vigila la barra
pasando por botellas de bebidas
y aunque por debajo de la mesa te rasgues
la mano con un punzón
dibujar con sangre es un asunto
de corto aliento.




Hay gente que habla del viento
pero nunca lo escuchó sonar entre las hojas.
Son como los que creen
que se pueden hacer todas las cosas
que cada experiencia espera
aguarda bajo una luz recóndita
y que habrá una nueva revelación cada día.
Hay quien habla de la capacidad humana
pero no está dispuesto a pagar ningún precio
por tanto, toda capacidad se diluye
bajo el agua
como la nervadura de una hoja seca.
Construir una casa
escribir un libro ambiguo
tener un hijo
ganar dinero sin que se note
esculpirse unas piernas de acero.
O construir una casa ambigua
tener un hijo de acero
escribir un libro sin que se note
esculpirse unas piernas.
Sin embargo, quizás si haya de vez en cuando nuevas revelaciones
quizás si aprendiste algo cuando de pronto pasó rozándote con su mano
el ángel del deseo como un bálsamo
complicándolo todo.
Por eso, hiciste como que no
activaste la maquinaria del olvido
aunque al viento lo escuchabas bien cerca.
Pero no todo es cuestión de oído.
Tal vez por eso cada persona es fiel a una estación:
pasa la mayor parte del año
esperando que llegue su momento.


De Mercedes Álvarez El contenido en el agua (2020. Mar del Plata: Editorial Goles Rosas.)



domingo, 26 de julio de 2020

Florist - M (Official Music Video)

Domingo, un poema de Paulo Leminski (Curitiba, 1944 – 1989)...:


























Domingo

Canto dos passarinhos

Doce que dá para pôr no café


De Paulo Leminski Toda Poesía (2013. Sao Pablo: Companhia Das Letras.)
























PD dominical: un primer esbozo de “leminskiana” versión por vuestro sordo servidor y administrador de obsoletísimo blog –este- de obsesiones y pistas varias made in “todo tiene que ver con todo” –marca registrada de derrotero FNDB sin retorno-...


Domingo

Canto de pájaros

Dulce que se puede poner en el café







Florist - Shadow Bloom (Official Music Video)

Domingos bajo las sábanas, un poema de Carlos Marzal (Valencia, 1961):

















Domingos bajo las sábanas


Vuelve a la cama y tápame de nuevo,
que aquí bajo las sábanas no hay nada
que pueda hacernos daño. En esta almohada
se encuentra la frontera de los sueños.


Anoche –aunque era sábado– juraste
que en la ciudad, sin mí, no hay aliciente.
No te lo tomo en cuenta, soy consciente
de que hablaban en ti los dioses bares.


Pero si algo de aquello aún está vivo,
por pequeño que sea ya es bastante,
para perder,  de ahora en adelante,
esta triste mañana de domingo.


Perderemos el tiempo y perderemos
el uno por el otro la cabeza,
pues la más cierta de cualquier certeza
es que es buena ocasión para perdernos.


Vuelve a la cama ya, tras la ventana
no ocurre nada digno de memoria:
la calle, la ciudad,  la misma historia
que ocurre cuando nunca ocurre nada.


La vida, en este hotel, no ha de encontrarnos
mientras tú y yo queramos que así sea.
Esa vida que aturde y nos marea
ha de dejar de ser si nos tapamos.


Las aguas del domingo arrastran lejos
a la ciudad desecha que nos cerca
y que aún amamos de una forma terca
con el afecto idiota de los perros.


¿Quién dijo que cualquier cuerpo fatiga
y aburre, al despertar, por conocido?
Si yo lo dije estaba confundido,
tu cuerpo es la excepción a ese sofisma.


Si no es perfecto, está pensado al menos
para que crezca firme en su interior
esa maldita e inmarcesible flor
del benigno demonio del deseo.


La he llamado maldita porque así
me enseñaron los Padres Dominicos.
Y tenían razón, pues ha hecho añicos
más de un buen nombre y más de un porvenir.


Pero teniendo en cuenta que el buen nombre
ya lo he echado a perder, y que el futuro
pertenece al azar y es inseguro,
quiero que tu demonio me conforte.


Vuelve y no hagamos caso de la luz.
La noche de ayer noche aún nos dura.
Nos reiremos de la literatura,
que es un arte menor cuando estás tú.


Ya ves que desvarío, ven aquí
o seguiré diciendo tonterías,
y aunque te gusten mis filosofías
vuelve a la cama et qu´on n´en parle plus.


De Tina Escaja Antología de la Poesía Española Contemporánea de los 50 al Ciberpoema (2002. Buenos Aires: Editorial Tres Haches. Introducción Tina Escaja.)



sábado, 25 de julio de 2020

drlee + terry bogard - pulse

Tres fragmentos de DOS GARDENIAS, el nuevo libro de Hernán Lucas (Buenos Aires, 1974) editado en pleno aislamiento pandémico...:

























*

En la estancia Los Talas, Esteban Echeverría escribió La cautiva. Podríamos haber dormido en la habitación de Echeverría, pero preferimos pasar el sábado en Mercedes y salir el domingo hacia la estancia. Dormimos en una cama tan grande, que antes de quedarme dormido pensé que, para hacer el amor allí, necesitaríamos carritos de golf.


Reina María Rodriguez es una poeta cubana. Durante años organizó legendarias tertulias en la azotea de su edificio. Cuando le comenté a una amiga que viajaría a La Habana, me dio un libro para ella. Sería una buena oportunidad para conocer a Reina y para darle, además, un libro mío. El problema era que si bien mi amiga había conocido a Reina personalmente, no tenía sus datos.
En la ciudad de Trinidad, me encontré con un poeta argentino. Le comenté que estaba buscando a Reina, pero que no tenía su dirección ni su teléfono. Me dijo que casualmente la había visto un par de veces cerca de una misma esquina: Prado y Ánimas.
De vuelta en La Habana, no pude volver a reunirme con Jorge Fornet, un crítico literario a quien tenía pensado pedirle los datos de Reina. Nos quedaban sólo dos días en Cuba y todo indicaba que me volvería a Buenos Aires con el encargo sin cumplir. Entonces a Bettina se le ocurrió probar suerte en aquella esquina que había mencionado el poeta en Trinidad: Prado y Ánimas.
En una de las paredes del bar que había en esa esquina colgaba una enorme foto de Fidel y Camilo Cienfuegos, con ropa de béisbol y el nombre del equipo cosido en las remeras: “Barbudos”. El Che nunca podría haber integrado esa foto tan cubana, y fue la primera vez que lo vi como un extranjero. El dueño resultó ser amigo de Reina y nos dijo, aproximadamente, dónde quedaba su casa.
Así como me acuerdo de Prado y Ánimas, no recuerdo qué esquina nos indicó el dueño del bar. Sí que era pasando Galiano, porque esa calle figura en el título de un libro de la persona que buscábamos: Variedades de Galiano.
El único dato que teníamos, entonces, era una esquina. Ninguna numeración, ninguna calle exacta. Cuando cruzamos Galiano, empezamos a preguntar por Reina. En una feria callejera de carnes y verduras, en una peluquería…sin suerte; hasta que divisamos una fachada del siglo XIX, con una  enorme puerta de madera labrada y la cara de un ángel coronándola. Es acá, dijimos. Creo que lo que nos dio la certeza de que ése era el lugar que estábamos buscando fueron los labios pintados del ángel.
Empezamos a gritar ¡Reina! desde enfrente, hasta que de uno de los balcones salió una vecina y nos dijo que no estaba, que había viajado. Por arriba de la cabeza de esta mujer se adivinaba la terraza donde Reina organizó sus legendarias tertulias. De pronto, la vecina nos señaló a un muchacho que salía del edificio. Haciendo mímica con los labios, nos informó que era el hijo. Nos acercamos. Se llamaba Edgar. Le explicamos a qué habíamos ido, y nos ofreció que le dejáramos los libros a él. Antes, escribí en el mío una dedicatoria. Edgar subió al departamento a dejar los libros, y cuando volvió, antes de despedirnos le pedimos que nos sacara una foto en la puerta de madera labrada, debajo del ángel con los labios pintados.



Veo una foto mía haciendo la plancha en un mar turquesa, con un velerito pasando a unos metros. Me inspira una paz que no sé si tenía en el momento en que me la sacaron. Los recuerdos son un proyector que pongo a funcionar en cualquier momento de las no-vacaciones. Es como si los hechos, al volverse recuerdos, se metieran detrás de una pantalla, sin salpicar.

De Hernán Lucas Dos Gardenias (2020. Buenos Aires: Caleta Olivia. Texto de contratapa: Cecilia Ferreiroa.)

Florist - Time Is A Dark Feeling (Official Video)

jueves, 23 de julio de 2020

"Llamadas de Londres", ¡maximum enjoy, no se lo pierdan, estén atentos!: está saliendo -aún en pre venta- vía Discrepant el compilado "Selección Magnética 1982/1996" "with many artists from the Argentinian underground"... :)








Late 20th Century outsider music from the outskirts of Buenos Aires featuring Alan Courtis, Pablo Reche, Quum and many more artists from the Argentinian underground.

Setting out as an archaeological excavation, literally exhuming material which has been under the surface for decades this special compilation features work by established and under the radar artists that helped setting the now fertile Argentinian underground.

From most of the artists featured here only two, UnoxUno and Alfredo Pérez have been released locally on small cd-r editions whilst Quum only appeared on a South American retrospective - the remaining material was never made available anywhere until now (not on YouTube nor hipster blogs, nothing).

All tracks were directly digitalised from the original cassettes masters (half of them never released either). The emphasis being to maintain the original sound quality as it was produced at the time (hence the cassette format). The compilation also showcases a broad spectrum style of music that was done at a specific time with very primitive gear - not by choice but because of the obvious economic restrictions of accessing sophisticated equipment forced these musicians on the DIY road. Domestic tape recorders making cassette loops...  more

credits

releases July 24, 2020

Compiled by Juan José Calarco y Pablo Reche

Special thanks to Nicolás D. Bedini and Guillermo Cerredo


The Cardinal & The Corpse (1992, Documentary / Drama, Iain Sinclair & & Chris Petit)...:

miércoles, 22 de julio de 2020

¡Bendita novedad planetaria de aquí y ahora!: compilado PXVA 2020 para escuchar...




Planeta X Discos (Argentina)

Disco compilado: PXVA 2020
























Hace más de veinte años, un grupo de jóvenes músicxs de Rosario fundó el mítico sello Planeta X Discos, inaugurando no sólo una editorial discográfica sino también un modo de entender y producir música en la ciudad. Planeta X fue uno de los primeros sellos que supo compartir todo su catálogo de forma libre y virtual ni bien comenzado el nuevo milenio, priorizando el trabajo afectivo y entendiendo que la ética era tan importante como la estética a la hora de la creación y la divulgación musical. 

Con un catálogo tan amplio como rico, Planeta X, fue semillero de bandas y artistas fundamentales de la ciudad de Rosario, abarcando un abanico diverso de géneros que van de la música experimental a la canción de autor. Sirvió, también, de modelo y ejemplo a seguir por tantos otros músicxs y sellos independientes. 

Ciento veinte ediciones alcanza Planeta X Discos con este nuevo compilado PXVA 2020. Una idea que nació en medio del aislamiento que provocó la pandemia por el Covid-19. El tiempo libre y las ganas de volver a emprender un nuevo proyecto juntxs jugaron a favor a la hora de plasmar este nuevo álbum, del cual participaron casi la totalidad de quienes son o formaron parte del colectivo editorial. Con la premisa inicial de realizar un track o canción “experimental” con las herramientas disponibles en el hogar, todxs y cada unx de lxs participantes fueron dándole forma a veinticuatro tracks que se desarrollan más allá de cualquier tendencia impuesta.  

La psicodelia en sus diferentes manifestaciones y estados resulta ser el hilo conductor de PXVA 2020. La construcción de un imaginario experimental que supo ser forjado de manera colectiva durante más de dos décadas de compartir experiencias quedó reflejado en un trabajo donde la singularidad de cada tema enriquece y es parte de un disco que se percibe como una entidad común. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

More than twenty years ago, a group of young musicians from Rosario, Argentina, founded the mythical label Planeta X Discos, inaugurating not only a record publishing house but also a way of understanding and producing music in the city. Planeta X was one of the first labels that decided to  freely and virtually share its entire catalogue as soon as the new millennium began, prioritising emotional work and understanding that ethics were as important as aesthetics when it came to creating and disseminating music. 

With a catalogue as wide as it was rich, Planeta X was a seedbed for bands and fundamental artists of the city of Rosario, covering a diverse range of genres from experimental music to singer-songwriters. It also served as a model and example to be followed by so many other musicians and independent labels. 

With this new PXVA 2020 compilation Planeta X Discos reaches one hundred and twenty editions. An idea that was born in the midst of the isolation caused by the Covid-19 pandemic. The free time and the desire to undertake a new project together played in favour of this new album, in which almost all of those who are or were part of the publishing collective participated. With the initial premise of making an "experimental" track or song with the tools available at home, each and everyone of the participants gave form to twenty-four tracks that go way beyond any imposed trend.  

Psychedelia in its different manifestations and states turns out to be the thread of PXVA 2020. The construction of an experimental imaginary that knew how to be forged collectively during more than two decades of sharing experiences is reflected in a work where the uniqueness of each track enriches and is part of an album that can be perceived as a common entity